Están llegando tus quince años, por fin se cumplirá el sueño que viniste imaginando hace un tiempo.

¡Qué momento! Será tu día. Vos, siendo el centro de toda la atención. Cuando llegue la noche, te encontrarás luciendo el vestido, en alguna sala en la que todas las miradas estarán sobre vos.

Quisiera guardar para siempre cada detalle de tu fiesta, de la previa, desde el primer minuto hasta el final. Para que dentro de muchos años, las imágenes de esa noche sigan siendo parte de tu vida.