Se van a casar, qué momento tan especial. Podemos pasar años hasta encontrar esa persona ideal, la que nos llena y nos completa, la que nos hace sonreír con sólo mirarla, que nos conmueve y mueve el mundo. Han llegado al momento en que deciden dar un paso más.
Registraré cada momento para que aunque pasen los años, no se olviden de ningún detalle. La tía que bailó hasta la última hora, el abuelo que volvió a contar sus historias, los niños que no paraban de tirarse al piso. Las sonrisas y las lágrimas, la emoción de festejar en familia esa noche única.