fotografo de bodas uruguay
flechazo al corazón

La fotografía, me encontró de manera inesperada en un rincón del 2014.

Una amiga, que desde aquel momento ya se dedicaba a este arte, me prestó un fin de semana su cámara. Sin darse cuenta estaba en modo manual y yo ignoraba completamente cómo utilizarla. Ni una foto correcta, ni siquiera aceptable. Así fue que, por necesidad y más por curiosidad, comencé buscando en internet un poco de ayuda. En cuestión de días me descubrí asistiendo al primer curso con una cámara propia.

La fotografía es un placer de esfuerzo continuo. Aún hoy, Internet y los seminarios me aportan nuevas respuestas. Aprendo de mis colegas y confirmo cada día mi vocación, conservar para siempre la magia de momentos únicos.

flechazo al corazón